Capítulo III: LAS GRANDES CIVILIZACIONES, Roma.

Publicado: febrero 6, PM en Historía de la Peluquería

Los romanosLos romanos dieron desde el principio mucha importancia a su apariencia física y a su cabello, y como llegaron a formar una sociedad altamente organizada, con una estructura social bien definida, la forma de vestir y peinarse marcaba posiciones  sociales, edad y creencias religiosas.

En los primeros tiempos del reino y durante gran parte del período de la República fue común el uso en los hombres de las barbas y los cabellos largos.Romanos-con-barba

Romano afeitadoAl final del período de la República, aproximadamente en el siglo III a.C, la conquista de Grecia aporta a Roma una profunda influencia de  toda la cultura griega, que incluía la costumbre de usar barberos  y lucir bien afeitados.

Por esa época casi toda la cultura del  mundo estaba centralizada en Grecia, y hasta la élite culta de Roma estudiaba y hablaba en  griego como idioma académico. Según cuenta Plinio el Viejo, el primer romano importante que apareció afeitado fue el general y cónsul Escipión el africano. Así aparece su imagen en una moneda del siglo III a.C. A partir de esa  fecha  ése será el estilo de los hombres  en Roma, hasta casi la caída del  Imperio, donde vuelven a usarse las barbas y los cabellos largos.cónsul Escipión el africano

neron

Nerón usaba el cabello al estilo de los corredores de carreras de cuadrigas, deporte del cual él era fanático. La calvicie era mal vista entre los romanos; era considerada un signo de disminución física. Calígula era calvo, y usaba pelucas, coronas de laureles y diademas para disimularlo. Julio César, sin embargo, no ocultaba su calvicie.

Roma BarberiaLa influencia  griega trajo también la costumbre de los barberos y las barberías, que en Roma comenzaron también a ser centros  de reunión de los hombres  donde  según se ha constatado en excavaciones  arqueológicas, se sentaban en largos bancos  de  madera y pasaban el tiempo jugando a los dados. Los que cortaban y arreglaban las barbas se llamaban “tonsores” y las barberías “tonstrinaes”. Los “tonsores” también hacían extracciones  dentales  ya en esa época. La operación del afeitado de las barbas era hecha sólo con agua y navajas  de bronce afiladas con piedras, (“novaculae “) o por medio de depilación con cera de abejas  y  pinzas depiladoras.Los patricios, gente de mejor posición social, tenían sus propios  barberos  dentro del conjunto de su servidumbre.

EL CABELLO DE LAS MUJERES ROMANAS:

Peluqueria en RomaPlinio el Viejo comentaba: “Cuán tedioso y aburrido es el largo tiempo dedicado por las mujeres romanas a esas interminables sesiones de arreglo de sus cabellos…”

Las patricias romanas, que tenían mejor posición social, arreglaban sus cabellos atendidas por siervas  o esclavas llamadas “ornatrix”, u “ornatrices”, quienes  eran las encargadas de ornamentar sus cabezas.estilo tutulus

Los estilos más complejos y sofisticados indicaban una  clase social alta, mientras que los más naturales  eran considerados signo de barbarie.

Niña romana 2Para el enrulado de sus cabellos usaban un instrumento que llamaban “calamistrum”, que consistía en un tubo cilíndrico con otro tubo más pequeño sólido adentro, y el cual calentaban en cenizas.

Solían también usar pelucas, para aumentar sus peinados. Algunas  de ellas eran  muy sofisticadas, hasta el punto que Juvenal decía: “Cuanto más importante es el asunto de su embellecimiento, más  pisos apilados unos  sobre otros como un edificio”.Peinado romano

El nombre común para una peluca entre los romanos  era “Galerus”.

Peinados romanos

Las pelucas  se hacían casi siempre  con pelo natural, el rubio obtenido de las esclavas  germanas  y nórdicas, y el negro de cabellos de la India. Las tinturas se hacían con diversas fórmulas, como mezclas  de henna con hierbas para cabellos rojizos, una mezcla de  flores  de azafrán para los cabellos rubios, y una extraña  fórmula recomendada  por

Plinio el Viejo para teñir los cabellos  de negro: “dejar 40 días sanguijuelas  reposando en vino tinto, y luego con el jugo obtenido colorar el pelo”. También usaban agua de  potasio y agua oxigenada, o lejía para decolorarlo.Mujer romana dibujo 2

Mujer romana dibujo 1La mujer romana estaba siempre a la última, en lo que a peinado se refiere. Estaba pendiente de las nuevas tendencias que llegaban desde la capital, desde Roma, e intentaba seguir los cánones marcados en función de sus posibilidades. Y la zona de la Bética (Sevilla, Granada…), incluido Gades (Cádiz), no fue ninguna excepción, ya que sus habitantes femeninas también estaban muy pendientes de estos modelos oficiales establecidos.

Peinado romano actualEs por esto que una parte del quehacer diario de la mujer se dedicaba al peinado que, más que un simple aderezo, portaba un mensaje de gran relevancia política y social, acorde al contexto histórico de la época. Así, mientras en los primeros tiempos del Imperio los peinados eran simples-en consonancia al rol de una mujer centrada fundamentalmente en las labores domésticas y educación de sus hijos-, posteriormente se pasó a un modelo más elaborado, alcanzando su máxima expresión en el I. d. C.

romanas-peinados2Los estilos  de las mujeres  cambiaron sucesivamente a través de las épocas; el estilo “tutulus”, heredado de los etruscos, era el más común, usado por las matronas  de familia, y se usó casi todo el tiempo en la Antigua Roma.

 

Peinado romano 3

El estilo “sine crine” consistía en 6 mechones que se trenzaban independientemente  y era usado sólo por las novias o las  vírgenes  vestales. 

El estilo “nodus”, era un arreglo en el cual el pelo se dividía en 3 partes  y se hacía un rodete en la parte superior de la cabeza.

La civilización romana cambió el mundo con la herencia de la sabiduria griega conquistada por los romanos…se expandió por todo su imperio (dónde se encontraba Hispania) y con ello el cuidado de la imágen personal con diferentes estilos de peinados, vestimentas…que hoy todavía se aplica como base para peinados elegantes dedicados a eventos importantes. Luego llegó la Edad Media, la fuerte influencia eclesiástica y con ello el oscurantismo.

Rocio Riquelmealumna oficial de peluquería de la Escuela del Henares®

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s